Inicio  Reglamento | Cuadro de Competición | Calendario | Noticias | Crónicas | Artículos | Fotos | Vídeos 
SERIES COLEGIALES ACB 2006



Gran Final


Bautizando programas de baloncesto colegial

BAUTIZANDO PROGRAMAS DE BALONCESTO COLEGIAL

Un elemento clave en Las Series Colegiales ACB, para motivar, crear ambiente y hacer del baloncesto colegial una fiesta es, sin duda, el apodo ó “nick name”  de los colegios participantes.

Con una gran tradición en el deporte colegial, que luego pasó a las grandes ligas profesionales, los apodos de los equipos son parte fundamental de la imagen del baloncesto. Desde Estados Unidos, en el deporte profesional nos llegan míticos apodos como Los “Celtics” de Boston, llamados así por la gran comunidad de origen irlandés que hay en la ciudad, o los “Seventy Sixers” (“los del 76”) en Filadelfia, bautizados en honor a la independencia de los Estados Unidos, declarada en el año 1.776 en dicha ciudad del Estado de Pensilvania.

En el deporte colegial americano, nos encontramos, por ejemplo, con los Osos Pardos (“Bruins”) de la legendaria Universidad de California Los Angeles (UCLA). Alrededor de este fiero plantígrado, que es la imagen de la bandera del Estado de California, se forjó la leyenda del entrenador de baloncesto universitario más importante de todos los tiempos: John  Wooden, “El Mago de Westwood”, y se formaron mitos de nuestro deporte como un tal  Lew Alcindor (conocido como Kareem Abdul Jabbar en la NBA ) o Bill Walton, “El Gran Pelirrojo”

A orillas de la costa Este, en el Estado de Carolina del Norte, nos encontramos con la legendaria rivalidad entre los Diablos Azules (“Blue Devils”) de la Universidad de Duke, y los “Tar Heels”, (literalmente, Talones con brea) de Carolina del Norte, el hogar académico del más importante jugador de baloncesto de todos los tiempos, Michael “Air” Jordan. Algo más al sur, aparecen los “Gators” (Caimanes) de la Universidad de Florida, y en el corazón del país destacan los “Jayhawks  (Grajos) de la Universidad de Kansas, llamados así por este pájaro guerrero, aunque también se denominaban de este modo las bandas de pistoleros que aparecieron durante la Guerra de Secesión en dicho Estado.

En España, la llegada del baloncesto estuvo muy unida a los centros escolares desde sus inicios. El ejemplo más emblemático es el nacimiento del  Estudiantes”, en 1948, fundado por el Director del colegio Ramiro de Maeztu, D. Antonio Magariños, para que sus alumnos pudieran practicar un deporte de equipo que contrarrestara la creciente afición por el fútbol, deporte que Magariños no consideraba excesivamente formativo. 

Otro nacimiento asociado a un apodo emblemático fue el Joventut de Badalona, y más concretamente su sobrenombre de “Penya”. La mítica Penya se fundó en el año 1930 por un grupo de jovencísimos badaloneses que querían hacer deporte en sus ratos de ocio. Inicialmente se trataba de una pequeña agrupación de jóvenes que dedicaban sus horas libres a ir en bicicleta, a jugar al tenis de mesa y a otros deportes de la época. Con el tiempo, y gracias al auge del baloncesto, se fueron dedicando al deporte de la canasta hasta formar el primer equipo que vestía de verdinegro por pura casualidad: sus integrantes fueron a buscar equipaciones  y tan sólo encontraron de estos colores. Un dato curioso para los amantes del basket es que, en un principio, la Penya no se conocía como tal, sino que en sus inicios se llamaba “Penya Spirit of Badalona” en homenaje al aviador Charles Lindbergh, que aquel mismo año había realizado el vuelo Nueva York-Madrid sin escalas. (Fuente: página web oficial del Joventut de Badalona)

Otro emblemático nombre de un actual equipo ACB, el Breogán de Lugo, tiene su origen en el legendario Guerrero Celta llamado “Breogan”, al cual se le atribuye la fundación de la ciudad de La Coruña y que es considerado como uno de los héroes de la historia de Irlanda. Estos tres ejemplos, han sido y siguen siendo auténticas referencias de nuestro baloncesto,  y sin duda han contribuido a mantener y potenciar la identidad de los equipos y su asociación con sus aficiones.

En Las Series Colegiales ACB los colegios ya están poniéndose  sus apodos, algunos realmente conseguidos, que suponen un gran refuerzo de imagen para la escuela. En La Conferencia Central , que ya cumple su cuarto año, hay apodos tan  logrados como el de San José del Parque, “Los Caimanes”, que incluso ha provocado el bautismo de su pabellón, ahora conocido como La Ciénaga ”, ¡el hogar de los Caimanes…!  No muy lejos de allí, andan ‘abordando’ partidos Los Corsarios de Menesiano, apodados así por el lugar de nacimiento del fundador de la Orden Menesiana ,  Jean Marie de la Menne , un pueblecito en la costa atlántica francesa llamado Saint Malo desde el cual los corsarios atacaban a los galeones del Imperio Español…

Otros apodos que se han convertido en señas de identidad de la competición son, por ejemplo, Los “Duendes” de San Patricio (San Patricio es el patrón de Irlanda… y todos sabemos que allí habitan los “Liepperchauns” ó Duendes Irlandeses…), sin olvidar a La Marea Verde ” de Los Sauces (¡ La Marea Verde nunca pierde! Es el grito de guerra en su pabellón), Joyfe Canguros, Santa María del Pilar Tigres, Nile Faraones (¡en su debut han batido el record de asistencia a un partido de primera ronda de la Conferencia Central , con más de 600 ‘faraónicos’ seguidores!), Ramiro de Maeztu Delfines, llamados así por la cercana Fuente de los Delfines, un sitio de referencia para el Ramiro… ¡o los temibles “Halcones” de Estudio!, unos alados depredadores de títulos que, vestidos de azul y amarillo, son capaces de movilizar a toda una escuela de futuros jugadores de baloncesto ante cualquier partido, ya sea dentro o fuera de sus pabellón de La Cuesta de Las Perdices.

 En el resto de Conferencias, que debutan en la competición, ya han surgido nombres muy interesantes, como el “Vendaval” del colegio Cap de Levant de Menorca (¡cuando sopla con ganas lo arrasa todo…y ya está en la Final de su División!), Los “Tirant l’u Blanc” ( Tirante el  Blanco) de la escuela Carles Rahola en Girona, en honor a una de las obras cumbres de la literatura catalana, o los “Dimonis” del Colegio  Badalonés, un apodo muy asociado a la cultura mediterránea del culto al fuego, y a la ciudad de Badalona… ¡y que encima juegan endemoniadamente bien!

Y por el competido Gran Sur, andan Los Camaleones de Ntra Sra de Lourdes de Coín, pues allí, en la Costa del Sol, hay camaleones… ¡Y también mucho calor, que da energía a “Los Soles” del Colegio Añoreta! A todos ellos, sin duda, les gustaría disputar la semifinal de Conferencia contra Los Canterbury “Lions” de Las Palmas… ¡que quieren ser los Reyes de La Selva Colegial en la Conferencia Gran Sur! 

Desde Las Series Colegiales ACB, animamos a todos los colegios a buscar ese apodo para la escuela que refuerce su imagen alrededor del mejor deporte colegial que existe... Desde las historias de los fundadores, hasta la asociación con algún animal, desde un “vendaval”, hasta un “halcón”, desde un “corsario” hasta un “faraón”…

La Fiesta del Baloncesto os espera a todos en Las Series Colegiales ACB.

¡Seguid disfrutando!

 Últimas noticias
.....................
¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!
EL REAL MADRID FELICITA A LOS CAMPEONES
RECEPCION EN GALDAKAO