Inicio  Reglamento | Cuadro de Competición | Calendario | Noticias | Crónicas | Artículos | Fotos | Vídeos 
SERIES COLEGIALES ACB 2006



Gran Final


LAS SENSACIONES DEL BALONCESTO

LAS SENSACIONES DEL BALONCESTO

Mis primeros pasos en este mundo fueron en el patio de mi Colegio y después en  las Escuelas del Breogán. Recuerdo que las llevaba el señor Roco. Éramos un grupo pequeño de jugadores y entrenábamos en un lateral del Pabellón Municipal mientras que los mayores trabajaban duro en la pista central. Era muy pequeño, no más de nueve años, y recuerdo que mi tío Valeriano me había hablado de ese deporte que en aquel momento no era muy conocido, pero ya empezaba a haber niños que, como yo, queríamos hacer otra cosa que no fuese fútbol.

Es curioso como las sensaciones provocadas por el baloncesto siempre fueron las mismas. Siempre que hablo con alguien sobre ésto, salen a relucir las mismas cosas: no es fácil dormir antes de un partido, la rivalidad entre los colegios era siempre muy deportiva y sana, Estudiantes, Fingiy, Maristas… Había gente realmente muy buena en las categorías inferiores en estos colegios, pero no solo los buenos jugaban, allí jugaban todos.

En aquella época los entrenadores tenían más de  padres que de otra cosa. Nunca supe si realmente tenían muchos conocimientos sobre baloncesto, pero lo que sabían lo transmitían con el corazón. No es fácil ser entrenador de base, y yo lo fui, porque quería volver a encontrar la esencia del baloncesto después de haber sido profesional. Y allí estaba: el mundo de la competición escolar, el baloncesto en estado puro, la esencia del baloncesto, y la afición más fiel: los compañeros de colegio y los padres. No es fácil ser entrenador de base, porque estamos delante de niños, no de jugadores profesionales, y hay que saber darle relevancia a la vertiente social del deporte y relegar a un segundo plano la importancia de ganar llevando siempre una premisa por delante: hay que enseñar a perder.

Creo que las Series Colegiales reúnen todas las condiciones para volver a encontrar la esencia del baloncesto que yo busqué cuando fui entrenador de base y que había perdido como jugador profesional y que tanto añoraba. Nuestros jugadores tienen que volver a pasar noches en vela antes de un partido, a sentir la sana rivalidad entre colegios, a sentirse orgullosos de defender la camiseta de su colegio, saber que todos pueden jugar, sentirse orgullosos de ganar, y aprender a perder.

Todo esto lo aglutinan las Series Colegiales. Ojalá la esencia del baloncesto se quede para siempre con nosotros.

Mucha suerte a todos y disfrutad de la competición como yo lo hice cuando era niño.

Manel Sánchez

Ex alumno del Colegio de D. José Mouriz, y ex jugador ACB

 Últimas noticias
.....................
¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!
EL REAL MADRID FELICITA A LOS CAMPEONES
RECEPCION EN GALDAKAO